Protocolo familiar

Se denomina “protocolo familiar” al conjunto de procesos que recoge las reglas del sistema “empresa-familia-propiedad”.

Un protocolo bien elaborado deberá atender más al proceso de creación que al producto final como tal: la búsqueda de las relaciones interpersonales detrás de una visión compartida es la clave para su éxito.

Los contenidos habituales en un documento de protocolo familiar son:

• Por qué ser Empresa Familiar.
• Qué tipo de Empresa Familiar.
• Qué esperar de la Empresa Familiar.
• Cuándo dejar de ser una Empresa Familiar.
• Cómo regular el trabajo-Empresa Familiar.
• Cómo regular el dinero-Empresa Familiar.
• Cómo regular el poder-Empresa Familiar.

El protocolo familiar no debe ser es un simple documento firmado por todos los miembros de la familia sino que tiene que ser el resultado de un proceso que ayude al avance de la empresa familiar y a la mejora de las relaciones interpersonales de sus miembros. Por ello, es recomendable que la elaboración del documento de protocolo esté en manos un profesional externo, que garantice cierta neutralidad y la apuesta por el beneficio colectivo (y no de intereses individuales de las partes).

Para establecer un protocolo familiar con éxito es indispensable:

• Que surja del consenso entre todos los miembros de la familia. Su discusión y elaboración requieren la máxima implicación de la familia.
• Formalizarlo en un documento escrito firmado por los miembros de la familia.
• Evitar su imposición. El protocolo es fruto del diálogo, la flexibilidad y la negociación.

Volver al glosario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas

[yuzo_related]