Sucesión: etapas del proceso

La sucesión es un proceso complejo que conviene preparar con tiempo, tanto desde el punto de vista del sucesor como del predecesor.

Muchas veces, el predecesor intenta retrasar la sucesión por diversos motivos: por miedo a no saber cómo encarar el proceso, porque cree que los hijos no están preparados para el relevo, por temor a perder estatus social o quedarse sin ocupación alguna… Ante estas razones, resulta tentador intentar retrasar la sucesión, e incluso optar por otras opciones, como retirarse “a medias”, quedándose con el poder, aunque sin responsabilidades, o incluso justificar el retorno, imponiendo al sucesor la forma de hacer las cosas.

Para evitar esto, es importante tener en cuenta que la sucesión es un proceso en el que se distinguen cuatro etapas:

  • Preparación de los sucesores.
  • Preparación de la organización:

‐ Estructura de responsabilidades directivas.
‐ Sistemas de dirección.
‐ Órganos de gobierno.

  • Armonización de las relaciones entre empresa y familia.
  • Preparación del predecesor para “el día después”.

Cada una de estas fases tiene unas características propias y requiere unas actuaciones concretas.

Volver al glosario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas

[yuzo_related]