Family office y filantropía

Además de preservar e incrementar el patrimonio económico y financiero de la familia empresaria, el Family office puede ser también el vehículo idóneo para promover actividades filantrópicas. Este tipo de acciones, además de ennoblecer a la familia, es muy útil para fomentar la unidad y el compromiso de los miembros de la familia empresaria. Se trata de actividades de carácter social o cultural en las que la familia empresaria participa dedicando su tiempo personal, además de recursos económicos del patrimonio familiar.

La filantropía es un acto totalmente voluntario que se realiza con los recursos propios de la familia y por el que no se espera recibir nada a cambio. El objetivo es devolver a la sociedad parte de lo que esta les ha dado. No debe confundirse la filantropía, propia de la familia empresaria, con la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), propia de las empresas de las que son propietarias.

Para que el proyecto filantrópico tenga éxito, debe ser cercano al entorno familiar. En este sentido, es útil pensar qué causas o colectivos se quieren apoyar y en qué zona geográfica se debería actuar. Debería optarse por un proyecto que genere ilusión en todos los miembros de la familia y que coincida con sus propios valores familiares, de forma que resulte fácil que los miembros de la familia se identifiquen con él.

Volver al glosario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas

[yuzo_related]