Incorporación de familiares a la empresa familiar

La contratación de miembros de la familia en la empresa familiar es un tema crítico. Es importante definir unas normas de entrada y promoción interna, que pueden recogerse en el protocolo familiar y concretarse en el plan de carrera de cada trabajador.

A la hora de valorar la incorporación de un familiar a la empresa, habría que tener en cuenta su titulación académica y si posee formación de posgrado, así como la experiencia profesional previa. Por ejemplo, muchas empresas establecen una experiencia mínima fuera del negocio familiar como requisito indispensable para entrar a trabajar en el mismo. También es clave tener en cuenta los deseos y las expectativas del profesional, que puede querer o no unirse al negocio familiar.

Por último, es importante que las incorporaciones de familiares respondan a una necesidad real. No es recomendable crear puestos de trabajo a medida para los familiares. Cuando hay una vacante, hay que valorar si el familiar cumple los requisitos necesarios para cubrirla (formación y experiencia previa) y si desea incorporarse a la empresa. Si se cumplen estas condiciones, es el momento de diseñar un plan de carrera a medida que contemple los objetivos del puesto de trabajo y recoja las metas que el profesional deberá alcanzar y los hitos que definirán su trayectoria profesional.

Volver al glosario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas

[yuzo_related]