“En todas las empresas hay gente con ideas y las empresas familiares no son una excepción”

pedro_nuenoPedro Nueno es profesor de iniciativa emprendedora y titular de la Cátedra Fundación Bertrán de Iniciativa Empresarial del IESE. Acaba de publicar “Emprendiendo hacia el 2020”, una nueva edición revisada del libro publicado en 2005. Charlamos con él sobre iniciativa emprendedora en el ámbito de la empresa familiar. El fundador de una empresa familiar destaca por su iniciativa emprendedora. Sin embargo, puede que las siguientes generaciones no tengan tanta capacidad para emprender.

Artículo publicado en Newsletter Nº 52 – Diciembre 2009

¿Cómo se puede impulsar la iniciativa emprendedora en la empresa familiar?
Con un ambiente y una cultura abiertos, que promuevan el desarrollo de nuevas iniciativas dentro de la empresa. Si un trabajador siente que proponer nuevas ideas estará mal visto o cree que si no es miembro de la familia propietaria su propuesta no será escuchada, seguramente no se atreverá a dar el paso y puede que su idea nunca llegué al lugar adecuado.

Con unas normas y una estructura que fomenten la proliferación de nuevas ideas y su puesta en práctica. Por ejemplo, si existe un fondo en la empresa para invertir en nuevas iniciativas, esto promoverá la aparición de nuevas ideas dentro de la propia empresa. Es importante contar con canales que permitan detectar y vehicular este tipo de iniciativas, y también que estos sean conocidos por todo el personal de la empresa.

Un Consejo proactivo en este sentido también puede ayudar. En muchas empresas familiares, el Consejo es más sensible a la creación de valor empresarial a largo plazo que en muchas empresas cotizadas, más cortoterministas.

¿Cómo se puede medir la capacidad emprendedora de una empresa familiar?
La capacidad emprendedora se demuestra sosteniendo la creación de valor durante largos períodos de tiempo. Algunas empresas familiares han conseguido hacerlo durante décadas o incluso siglos. Esto ha requerido una gran capacidad de renovación interna. Un fenómeno común en las empresas familiar es que han logrado esta renovación sostenida ha sido la diversificación.

Una empresa familiar que carezca de espíritu emprendedor puede estar condenada a desaparecer pero ¿qué otras consecuencias puede tener para la empresa familiar la falta de espíritu emprendedor?
En todas las empresas hay gente con ideas y las empresas familiares no son una excepción. Muchos trabajadores acaban dejando la empresa y desarrollando sus ideas fuera de ella porque dentro no les han dado la oportunidad de hacerlo. A las compañías todavía les cuesta aceptar el intrapreneurship (emprender dentro de la empresa), en especial en España. No somos un país que facilite la iniciativa cuando se trabaja para terceros. Sin embargo, vemos también ideas como Nespresso, que surgen dentro de la propia empresa. Esto significa que en Nestlé dejaron que alguien dedicara parte de su tiempo a explorar nuevas ideas. Las empresas deberían ver el fomento de la iniciativa emprendedora como una fuente de ventaja competitiva.

Hay empresas familiares centenarias (Haniel, Cargill, Unilever) que han sabido renovarse una y otra vez con iniciativa emprendedora. Esto ha pasado muchas veces por una cierta diversificación. Y, como hemos dicho antes, por un gobierno corporativo sensible al problema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas

[yuzo_related]