“Es mejor evitar tomar decisiones sobre si los familiares deben o no dirigir la compañía”

Corbetta-GuidoEntrevista a Guido Corbetta, profesor de Estrategia empresarial en la SDA Bocconi University de Milán; titular de la Cátedra AIdAF ‐ Alberto Falck de Estrategia en la Empresa Familiar y director general de la Bocconi Graduate School. Colabora como consejero y consultor en cinco de los grupos familiares más grandes de Italia.

Artículo publicado en Newsletter Nº 39 – Octubre 2008

Imaginemos que la segunda generación de una empresa familiar acordó que los miembros de la familia no podían formar parte de la dirección del negocio. Sin embargo, la tercera generación está dispuesta a asumir cargos directivos. ¿Qué recomendaría hacer en esta situación?
En primer lugar, creo que es mejor evitar tomar decisiones sobre la empresa y sobre si los familiares deben o no dirigir la compañía. Habría que mantener cierta flexibilidad sobre este tipo de cuestiones. Así que la primera recomendación sería para la segunda generación, que es la que ha acordado esta norma: tendrían que haber evitado implantar esta regla.
Pero supongamos que ya existe… Si ya existe, creo que lo importante es preguntar cuáles son las razones que motivaron su creación, intentar entender por qué se decidió implantar esta norma.

Habría que preguntar a los que la crearon si, de haber conocido las condiciones que iban a darse diez o veinte años más tarde, hubieran mantenido la misma regla.

En todo caso, el consejo para el miembro de la tercera generación, que podría llegar a ser el director de la empresa, sería que preguntase a las generaciones previas las razones que les motivaron a crear esta normativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas

[yuzo_related]