“Invertir en ser éticamente mejor, es rentable”

mane calvo“Hay que hacer apuestas de futuro. Las personas al final se dan cuenta de cómo actúan unas empresas y cómo lo hacen otras. Igual que cuidamos la calidad, hay que cuidar la ética, que nos prohíbe ciertas prácticas. Invertir en ser éticamente mejor es rentable.” Estas declaraciones de Mané Calvo, Consejero delegado de Grupo Calvo, recogidas en una entrevista para el diario Expansión (edición impresa 01/02/2014) reflejan la importancia que para el éxito de una empresa familiar tiene vivir los valores que emanan de la familia propietaria.
“Es verdad que somos algo más caros, pero trabajamos muchísimo por la calidad del producto y también por algo fundamental: la calidad del empleo, que al final es la calidad de la empresa”, afirma Mané Calvo.
Sus declaraciones vienen a corroborar algunas de las conclusiones expresadas en el working paper WP-916 de la Cátedra donde se establece que el sistema de valores de la familia propietaria guía las decisiones que conciernen la estrategia, la estructura organizativa, la cultura corporativa, el gobierno, el compromiso y el estilo de liderazgo. Asimismo, los valores determinan el estilo de gobierno de la empresa familia y definen el compromiso familiar con la misma.
Los valores son el núcleo de toda cultura empresarial y cuanto más se identifiquen las personas con estos principios, mayor será la probabilidad de éxito de la empresa familiar. Los valores deben tener mucho más peso en la empresa que los recursos técnicos o económicos, ya que éstos, aun siendo esenciales para el éxito, son menos trascendentales.
Entre los valores que orientan y guían sus decisiones Mané Calvo destaca que en su familia tienen interiorizado el concepto de humildad y que huyen  de los excesos de notoriedad. Cuando le preguntan a qué no estaría dispuesto su respuesta no ofrece dudas: «a consentir la falta de dignidad en el trabajo. No vale todo. Sabemos que hay flotas que no trabajan en buenas condiciones y que no son rigurosas a la hora de pescar”, destaca el Consejero delegado de Grupo Calvo.
Comentario de la Cátedra:
El principal activo de cada empresa son las personas que la componen y la ética es el elemento aglutinador y el origen de ventajas muy importantes, como son el esfuerzo de las personas por desarrollar unos intereses comunes, el apoyo a una autoridad reconocida, el hecho de trabajar confiando con seguridad en las intenciones de los demás, y facilitar la compenetración y la comunicación de todos los componentes de la organización. El compromiso de los miembros de la familia con su empresa familiar, por su parte, es origen de otras fortalezas para la conducción estratégica de la empresa: las fortalezas de la entrega a un ideal y el sacrificio personal de exigirse para dar lo mejor de uno mismo.
Fuentes:
“Hacer las cosas bien no es barato” (Expansión edición impresa 01/02/2014)
Ética en la empresa familiar: unidad y compromiso
Empresa familiar: ni tan pequeña, ni tan joven
Corporate values guiding the World’s largest family owned businesses: A comparison with non family firms

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas

[yuzo_related]