Espíritu de independencia y los accionistas responsables

Josep María Serra Farré, presidente del Grupo Catalana Occidente | Fuente de imagen: IESE Business School
Josep María Serra Farré, presidente del Grupo Catalana Occidente | Fuente de imagen: IESE Business School

“El espíritu de independencia es lo que nos ha mantenido en el tiempo, nos da ventajas, agilidad, como en la compra de Plus Ultra: mientras otros se lo estudiaban nosotros dijimos: ¡hecho!”. Es una de las ventajas que destaca Josep María Serra Farré, presidente de Catalana Occidente, en comparación con otras empresas no familiares del sector.

En un artículo publicado en La Vanguardia (La Vanguardia, 13 de julio, Economía), el hombre que desde los años ochenta mantiene firmes las riendas ejecutivas de la aseguradora, se muestra orgulloso del espíritu independiente que forjó la identidad de la empresa e hizo que [inlinetweet]“nunca tuvieron que depender de un banco”[/inlinetweet].

Josep María Serra Farré, destaca la sólida cultura empresarial basada en promocionar a la gente de la casa “que siente los colores” y para el futuro augura una estrategia familiar que busca tener accionistas responsables en la siguiente generación.

COMENTARIO DE LA CATEDRA

Para lograr el espíritu de independencia que destaca Josep María Serra Farré [inlinetweet]la familia empresaria debe contar con un grupo de accionistas responsables[/inlinetweet] que actúen como “guardianes” de la empresa familiar, generando cada vez más riqueza tanto para la empresa como para la sociedad de la que forman parte, esforzándose para que tanto la empresa como la familia empresaria crezcan y se desarrollen.

En este sentido, [inlinetweet]cuanto más fuerte es la unión del grupo de accionistas, mayor es la confianza[/inlinetweet] y el orgullo de los propietarios, que afianzan así sus lazos de unión y su compromiso con la empresa. Esta unión se traduce en agilidad en el proceso de toma de decisiones, un clima positivo y una fuente de confianza en la empresa, que será percibida por los empleados, clientes y proveedores como una empresa confiable, profesional y de funcionamiento óptimo. Asimismo, las familias empresarias exitosas tienen muy bien definidos e institucionalizados los procesos de toma de decisiones. Para ello, disponen de órganos de gobierno de familia y de protocolos que vigilan y aseguran que la implicación de la familia sea un elemento de ventaja y no una fuente de dificultades para la empresa.

En definitiva, contar con accionistas responsables y unos órganos de gobierno eficaces, es sin duda, una enorme ventaja porque ayuda a prepararse para los futuros cambios y ser prudentes y cautos con los recursos y el patrimonio de la empresa familiar.

FUENTE

La Vanguardia, domingo, 13 de julio de 2014

ENLACES

El rol de la propiedad 2ª parte – El rol de un accionista responsable

Cinco claves para perdurar con éxito: Empresa familiar.

Accionistas: formación del accionista

Accionistas: compromiso de los accionistas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas

[yuzo_related]