Don Simón apuesta por “seguir siendo una empresa familiar”

daimielmLa semana pasada, tras el anuncio de la recuperación del 100% de las acciones de la compañía, la familia García-Carrión ha agradecido a sus antiguos socios minoritarios “el apoyo prestado” y apuesta por seguir siendo una empresa familiar y continuar su crecimiento nacional e internacional.

De este modo, el Grupo García-Carrión ha concluido el proceso de reordenación de su estructura de capital y se da por concluida la etapa en la que primero Mercapital y luego las cajas de ahorros han participado en su accionariado, lo que les ha permitido financiar inversiones por más de 700 millones de euros en el periodo entre 2000 y 2012, y dotar al grupo “de las más modernas y mayores instalaciones productivas de Europa”(sic).

Actualmente, en el segmento del vino, García-Carrión está situado como el primer operador europeo y cuarto del mundo, y en zumos, “Don Simón” es la segunda marca de Europa según fuentes de la propia empresa.

COMENTARIO DE LA CÁTEDRA

El ejemplo de la familia García-Carrión es una clara muestra del compromiso y la confianza que los propietarios tienen con el proyecto empresarial. En su momento, la familia había tomado la decisión de buscar socios financieros que acompañaran la etapa de crecimiento y los resultados en el mercado demuestran que la decisión fue acertada. Una década después, recuperando el control de la totalidad de las acciones, la familia empresaria no solamente se hace con la propiedad de la empresa sino también demuestra una propiedad psicológica fuerte y positiva, algo que también recientemente vimos en el ejemplo de la familia Antolín.

Las empresas familiares son inversiones atractivas según se puede observar en el último Barómetro de la Empresa Familiar, donde se aprecia que el 60% de las grandes fortunas buscan invertir en empresas familiares.

Es una muestra de la salud y vitalidad de las empresas familiares cuya visión a largo plazo y experiencia las hace atractivas para los inversores.

FUENTE

Cinco Días

 

ENLACES

La familia Antolín recupera el 100% del accionariado

El vínculo emocional marca la diferencia: Propiedad psicológica en la empresa familiar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas

[yuzo_related]