Mahou: 125 años fabricando cerveza

Imagen: Web del Grupo Mahou-San Miguel
Imagen: Web del Grupo Mahou-San Miguel

En la actualidad, el Grupo Mahou-San Miguel es la compañía cervecera líder en España. La empresa produce el 75% de las exportaciones españolas de cerveza y da empleo a más de 2.500 personas. Mahou nació en 1890, de la mano de los hermanos Alfredo, Enrique, Luis y Carolina Mahou Solana.

¿Cómo llegó la empresa Hijos de Casimiro Mahou a convertirse en el Grupo Mahou-San Miguel? ¿Cómo pasó de fabricar hielo y un solo tipo de cerveza (pilsen) a contar con un amplio catálogo de marcas de cerveza y otros productos complementarios como el agua Solán de Cabras? En este artículo repasamos cuatro aspectos clave en el desarrollo de esta empresa familiar centenaria. Podéis leer la historia completa en el libro 100 familias que cambiaron el mundo.

  •  Las mejores materias primas

Desde el principio, Mahou se abasteció de las mejores materias primas (lúpulo procedente de Alemania). Cuando en la Primera Guerra Mundial aumentaron las dificultades de comunicación con los proveedores alemanes, la empresa se vio obligada a buscar sustitutos españoles pero fue solo un cambio temporal: tras la vuelta a la normalidad, Mahou recurrió nuevamente a los proveedores alemanes.

La preocupación por garantizar la calidad del producto fue siempre una constante en la empresa, lo que les llevó en 1926 a invertir en una nueva maltería para controlar la calidad de la malta, materia prima imprescindible en la elaboración de la cerveza. Las crecientes ventas y la evolución del negocio justificaban una inversión de esas características: en 1921 había en España 41 fábricas de cerveza y solo dos de malta.

  • Tecnología punta

Desde su fundación, la empresa cervecera utilizó la mejor tecnología alemana. También cuando crearon la maltería en 1926 recurrieron a la tecnología alemana para desarrollar el proyecto. Dos años después se incorporó una nueva mejora técnica: las calderas de cobre y hierro Ziemann, una verdadera innovación en el sector cervecero español. Cuando el fuerte crecimiento de las ventas obligó a crear una nueva fábrica en Madrid en 1961, de nuevo los Mahou apostaron por las más modernas instalaciones y la completa automatización de los procesos.

  • Innovación para hacer frente a las dificultades

En la década de 1960, la empresa tuvo que lidiar con dos dificultades: la entrada de cervezas importadas, procedentes sobre todo de Dinamarca, Reino Unido y Alemania, y los cambios en la demanda, marcados por un aumento en el consumo de refrescos. Para afrontar esos retos, la familia volvió a recurrir a la innovación, permaneciendo siempre al tanto de las tendencias del sector y las características de la demanda.

Entre los cambios más importantes cabe destacar las innovaciones en packaging: en 1966, Mahou renovó los grifos expendedores de cerveza de barril y lanzó al mercado la cerveza de un litro. Tres años después, apostó por los envases de un tercio y el formato de lata. En la década de 1970 los envases se hicieron no retornables y se lanzaron nuevos formatos.

En aquellos años, Mahou también dio los primeros pasos en la diversificación de su oferta: en 1969 lanzó al mercado la Mahou Cinco Estrellas, cerveza de gran calidad que se convertiría en la marca insignia de la empresa. Recientemente, la empresa ha reforzado su estrategia de diversificación de negocio estableciendo acuerdos de colaboración con marcas como D. E. Master Blenders, para distribuir sus cafés, infusiones y edulcorantes en el canal de hostelería, y adquiriendo productos complementarios, como la productora de aguas y refrescos Solán de Cabras.

  • Cuidar a los clientes y a los empleados

El comportamiento de la empresa con sus clientes ya fue uno de los aspectos más cuidados por Casimiro Mahou, hijo de Alfredo Mahou y miembro de la segunda generación de la familia empresaria. Mahou no aceptaba pedidos que sabía de antemano que no podía realizar, era riguroso en los plazos y condiciones de entrega, y desarrolló un estricto proceso de selección de clientes y representantes. Esta premisa por ofrecer calidad y cuidar al cliente explica el lanzamiento de un nuevo servicio añadido: la instalación de un grifo para dispensar cerveza, lo que le permitía garantizar que el producto se servía en las condiciones higiénicas óptimas.

Las personas siempre han constituido otro elemento central de la política de la empresa familiar. Casimiro Mahou fue pionero en el desarrollo de políticas para mejorar las condiciones de trabajo: se ocupó de facilitar un servicio médico y farmacéutico a los trabajadores, entre otros beneficios sociales. A las puertas de la Guerra Civil española, la empresa tenía 177 obreros fijos, 75 temporales y 20 empleados.

Para saber más:

2 comentarios en “Mahou: 125 años fabricando cerveza”

  • Maria

    Maria dice:

    Ojala la mitad de las empresas españolas hicieran lo mismo que Mahou en el nivel de calidad que desean dar. Creo que ese es el aspecto fundamental en cualquier tipo de negocio, y sobre todo invertir en materias primas de calidad para satisfacer la necesidad del consumidor.

    Responder

  • Tipos de cerveza española

    Tipos de cerveza española dice:

    Está claro que el uso de las nuevas tecnologías es la clave y sobre todo en cuidar la calidad de las materias primas como indica el comentario anterior…
    Aunque yo soy muy fan de las técnicas tradicionales.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas

[yuzo_related]