Relaciones positivas: fuente de felicidad en la empresa familiar

Imagen: FreeDigitalPhotos.net – Stuart Miles
Imagen: FreeDigitalPhotos.net – Stuart Miles

Tras el interés generado por la primera serie de artículos sobre felicidad y bienestar de la familia empresaria, iniciamos una segunda serie en la que, durante las próximas tres semanas, descubriremos nuevas estrategias para aumentar el bienestar en la empresa familiar.

¿Por qué las relaciones interpersonales son tan importantes para nuestra felicidad?  Numerosos estudios demuestran que el deseo de forjar relaciones significativas con los demás es una motivación fundamental para todo ser humano [1]. Todos experimentamos  un fuerte deseo de buscar y mantener relaciones interpersonales  fuertes, estables y positivas. Del mismo modo, nos resistimos enormemente a la ruptura o la disolución de las relaciones significativas que establecemos a través de la vida.

Si observamos a las personas más felices, veremos  que son expertos en cuidar y desarrollar sus relaciones interpersonales. En otras palabras, cuanto más felices somos, más probable es que mantengamos relaciones interpersonales significativas y positivas [2].  Según apuntan diversas investigaciones sobre bienestar [3], la relación causal entre las relaciones interpersonales y el bienestar es bidireccional. Esto significa que los buenos amigos y las buenas relaciones nos hacen felices, pero también quiere decir que al ser más felices, tenemos más capacidad de desarrollar relaciones interpersonales positivas.

«El deseo de forjar relaciones significativas con los demás es una motivación fundamental para todo ser humano.»

Esto significa que, si desde hoy comienzas a mejorar y a cultivar tus relaciones interpersonales en la empresa familiar, entrarás en lo que los psicólogos llaman “una espiral positiva” en la que al aumentar tu nivel de bienestar serás más capaz de generar relaciones positivas, lo cual te hará sentir más feliz, repercutiendo de manera positiva en el clima familiar y el éxito de la empresa familiar

El prestigioso psicólogo John Gottman [4], de la Universidad de Washington,  experto en relaciones interpersonales, demuestra que incluso cuando sentimos que tenemos relaciones interpersonales sólidas, siempre existe espacio para fortalecerlas y disfrutarlas aún más.  A continuación presentamos una serie de estrategias para fortalecer tus relaciones interpersonales dentro de la empresa familiar.

Estrategias para cuidar y nutrir tus relaciones interpersonales en la empresa familiar

1. Crea espacios de comunicación. ¿Cuál es el secreto de las familias felices? Uno de sus secretos es que se comunican mucho. Las familias saludables dedican 5 horas más a estar juntos y comunicarse que las familias menos felices [5]. Dicho esto, la primera recomendación es crear continuamente espacios de comunicación familiar. En otras palabras, mostrar interés por los demás y desarrollar rituales que te permitan mantener contacto con todos los miembros de la familia de manera regular (por ejemplo, una cena al mes con los primos, vacaciones conjuntas, grupos de WhatsApp o e-mail, etc.) puede resultar muy beneficioso. De esta manera, tu relación con  el resto de familiares se convertirá en una prioridad para ti.  Es importante mencionar que toda relación saludable mantiene un equilibrio entre dar y recibir, por lo tanto intenta encontrar el equilibrio entre lo que das en tus relaciones y lo que te permites recibir de los demás.

2. Expresa admiración y aprecio. Décadas de investigación sobre relaciones interpersonales han concluido  que las relaciones saludables se caracterizan por una ratio de 5 emociones positivas por cada emoción negativa [6].  Esto significa que por cada expresión o comportamiento negativo – criticar, poner mala cara, no dejar hablar – debe haber 5 positivas.  Intenta aumentar tu ratio de emociones positivas cada día. Para ello resulta muy útil comunicar tu admiración y gratitud directamente a los demás.

Puedes comenzar siguiendo los siguientes pasos:

Semana 1) Piensa en algún miembro de la empresa familiar con quien quieras mejorar tu relación. Escribe una lista de todas las características positivas que admiras de esa persona (p.ej. su sentido del humor, su honestidad, su capacidad de liderazgo, etc.). Piensa una situación en la que hayas observado cada una de estas características positivas y anótala.

Semana 2) Intenta recordar una situación en la que hayas disfrutado mucho con la persona que has elegido para el ejercicio o alguna experiencia donde os apoyarais para salir de una situación difícil.

Semana 3) Dedica un tiempo a escribir acerca de los objetivos, valores, principios o creencias que compartes con esa persona.

3. Disfruta con los éxitos de los demás. Los psicólogos sociales han descubierto que lo que diferencia las relaciones saludables de las conflictivas es cómo las personas respondemos ante los éxitos y los fracasos de los demás [7]. Recuerda la última vez que algo positivo sucedió en tu vida: quizás recibiste un premio, te invitaron a unas vacaciones especiales, etc. ¿Cómo reaccionó la persona con quien compartiste la buena noticia? ¿Cómo respondiste a la buena noticia de un amigo o un familiar?

Los éxitos y los triunfos personales pueden resultar intimidatorios para las personas que nos rodean, evocando sentimientos como la envidia o frustración (p.ej. por qué mi hermano recibió el premio si todos hemos trabajado igual; por qué han invitado a mi hermana al viaje por Asia, si yo he tenido siempre ganas de ir, etc.). Se ha visto que las personas que responden de manera pasiva, desinteresada o que señalan los aspectos negativos ante las buenas noticias de los demás, tienden a tener relaciones menos cercanas y de menor confianza [8].

Cómo reaccionamos ante las buenas noticias de los demás resulta clave para nutrir nuestras relaciones interpersonales [9]. La clave es responder a los éxitos de los demás (por más pequeños que sean) de una manera “constructiva y activa”,  es decir, con interés y entusiasmo.

4. Gestiona el conflicto de manera saludable. Las observaciones de cientos de familias han demostrado que las familias disfuncionales están caracterizadas por estilos particulares de gestionar los conflictos:  un inicio abrupto del desacuerdo (p.ej. lanzarse inmediatamente a la acusación o al sarcasmo), la crítica (p. ej. “nunca recuerdas lo que debes hacer”, “siempre haces lo mismo”), desprecio (p.ej. expresar repulsión hacia la otra persona a través de la humillación, mirar hacia el cielo, etc.), actitud defensiva (p.ej. “Yo no soy el problema, eres tú”), evasión (p. ej. desconectar de la conversación o salir físicamente del lugar del conflicto) [10].

Si te identificas con alguno de estos comportamientos a la hora de gestionar conflictos dedica 30 segundos a practicar el auto-control y detener tu “piloto automático». Primero escucha a los demás e intenta hacer pequeños gestos que ayuden a reducir la intensidad del conflicto.  Puedes realizar un gesto amistoso (p. ej.  “entiendo tu punto de vista”), demostrar afecto  (p.ej. con contacto visual, con una caricia) o utilizar el humor (siempre respetuoso) para aligerar la situación.

«Cuidar y nutrir las relaciones interpersonales en la empresa familiar es una estrategia potente para alcanzar un mayor bienestar individual y, en consecuencia, para generar un clima familiar saludable.»

Las familias empresarias presentan diversas dinámicas de funcionamiento, y necesitan desarrollar relaciones interpersonales saludables para respaldar la integración, adaptación y unidad de sus miembros, además de gestionar la complejidad surgida de la interacción del sistema familiar con el sistema empresarial. Es por esto que la  importancia de cuidar y nutrir las relaciones interpersonales en la empresa familiar es innegable, y representa una estrategia potente para alcanzar un mayor bienestar individual y, en consecuencia, para generar un clima familiar saludable.

Por Lucía Ceja, investigadora de la Cátedra de Empresa Familiar del IESE

Referencias

[1] Baumeister, R.F., & Leary, M.R. (1995). The need to belong: Desire for interpersonal attachments as a fundamental human motivation. Psychological Bulletin, 177: 497-529.
[2] Lyubomirsky, S., King, L., & Diener, E. (2005). The benefits of frequent positive affect: Does happiness lead to success? Psychological Bulletin, 131: 803-855.
[3] Keyes, S.L.M., & Haidt, J. (2003). Flourishing: Positive Psyvhology and the life well-lived. Washington DC: American Psychological Association.
[4] Gottman, J.M., & Silver, N. (1999). The seven principles for making marriages work. New York: Three River Press.
[5] Gottman, J.M. (1994) What predicts divorce: the relationship between marital processes and marital outcomes. Hillsdale, NJ: Erlbaum.
[6] Gottman, J.M., & Silver, N. (1999). The seven principles for making marriages work. New York: Three River Press.
[7] Gable, S.L., et al (2004). What do we do when things go right? The intrapersonal and interpersonal benefits of sharing positive events. Journal of Personality and Social Psychology, 87: 228-245.
[8] Gable, S.L., et al (2004). What do we do when things go right? The intrapersonal and interpersonal benefits of sharing positive events. Journal of Personality and Social Psychology, 87: 228-245.
[9] Gable, S.L., et al (2004). What do we do when things go right? The intrapersonal and interpersonal benefits of sharing positive events. Journal of Personality and Social Psychology, 87: 228-245.
[10] Gottman, J.M., & Silver, N. (1999). The seven principles for making marriages work. New York: Three River Press.

2 comentarios en “Relaciones positivas: fuente de felicidad en la empresa familiar”

  • Pasos para ser feliz en la vida - Sen7ido

    Pasos para ser feliz en la vida - Sen7ido dice:

    […] Lucía Ceja, investigadora del IESE de la universidad de Navarra, en un artículo sobre las relaciones familiares, dice que la relación que surge entre las relaciones interpersonales y el bienestar es bidireccional. “Esto significa que los buenos amigos y las buenas relaciones nos hacen felices, pero también quiere decir que al ser más felices, tenemos más capacidad de desarrollar relaciones interpersonales positivas”.https://empresafamiliar.iese.edu/2015/04/08/relaciones-positivas-felicidad-empresa-familiar/ […]

    Responder

  • TUS RELACIONES INTERPERSONALES ASEGURAN TU FELICIDAD ⋆ Angélica Sánchez-Moreno

    TUS RELACIONES INTERPERSONALES ASEGURAN TU FELICIDAD ⋆ Angélica Sánchez-Moreno dice:

    […] Lucía Ceija en su artículo titulado: ‘Relaciones positivas: fuente de felicidad en la empresa familiar’nos da 4 estrategias. […]

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas

[yuzo_related]