¿En qué se parecen las familias empresarias felices? 10 rasgos comunes [infografía]

Por Alfonso Chiner, Lecturer del Departamento de Dirección Estratégica y colaborador científico de la Cátedra de Empresa Familiar del IESE

Clica sobre la imagen para ampliarla.
Clica sobre la inofgrafía para ampliarla.

Como vimos en el primer artículo de esta serie sobre protocolo familiar, la investigación académica y la experiencia práctica nos confirman que las familias empresarias felices tienen algunos rasgos en común. Existen muchos más, pero destacamos estos diez:

ESTÁN ENFOCADAS A LAS PERSONAS

  1. Son conscientes de que la clave es el desarrollo personal y profesional, en definitiva, el bienestar de cada miembro.
  2. Se basan en los valores que se comparten y se focalizan en las cosas que unen en vez de centrarse en las que pueden distanciar.
  3. Son conscientes de la importancia del ejemplo para transmitir estos valores compartidos a la siguiente generación.

ENTIENDEN QUÉ ES UNA FAMILIA

  1. Tienen “sentido” de familia y sano orgullo de pertenencia familiar. Le dan la misma o más importancia al ámbito familiar que al empresarial. Planifican y hacen compatibles las necesidades de la familia y de sus miembros con las de la empresa.
  2. Acuerdan y establecen principios, normas, estructuras y sistemas antes de que sea necesario aplicarlos. Encuentran los órganos adecuados para organizarse y gobernarse como familia empresaria.
  3. Consideran que la comunicación es fundamental y que debe basarse en la transparencia. Disponen de los foros y sistemas que promueven esta comunicación transparente y el intercambio de ideas.
  4. Inician a tiempo los procesos de sucesión en los tres niveles: propiedad, gobierno y dirección. Preparan adecuadamente y con tiempo a todos los protagonistas de la sucesión: predecesor, sucesor, empresa y familia.

ENTIENDEN QUÉ ES UNA EMPRESA

  1. Comprenden qué es una empresa y aplican buenas prácticas de gobierno y dirección empresarial.
  2. Se rigen por la meritocracia y los sistemas de gestión profesionales.
  3. Son conscientes y responsables de cómo y dónde aportan valor como familia propietaria.

Si estos son los temas que las familias empresarias felices logran enfocar y gestionar adecuadamente, el protocolo familiar y su proceso de elaboración o revisión deberían centrarse en ellos. En el próximo artículo veremos qué aspectos de estos tres ámbitos debería incorporar el protocolo familiar.

Este artículo forma parte de una serie de tres:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas

[yuzo_related]