Cómo fomentar la capacidad relacional en la empresa familiar: más allá de los roles de género

mujer-y-EF_home_4Julia es miembro de la tercera generación de su empresa familiar y forma parte del consejo de administración junto con su padre y sus dos hermanos. Julia siempre escucha detenidamente a cada miembro del consejo y se dirige a ellos de una manera validadora, siempre haciendo énfasis en los puntos fuertes de cada persona agradeciendo de manera genuina cada aportación que sus hermanos y su padre realizan. Cuando siente que existe tensión en las reuniones, siempre intenta ponerse en el lugar de cada persona y entender la historia que puede existir detrás de cada punto de vista o posición, buscando siempre la manera de aportar armonía y bienestar al funcionamiento de la empresa familiar.

  • Sergio es miembro de la tercera generación de su empresa familiar y es miembro del consejo de familia y forma parte del comité de primos. Sergio siempre hace todo lo posible por desarrollar su autoconocimiento para poder gestionar sus emociones de manera efectiva, sobre todo cuando participa en reuniones familiares. La gestión de emociones le permite ir más allá de sí mismo y comprender las necesidades de cada miembro de la familia. Esta habilidad de escucha activa y de empatía le permiten ayudar a mejorar la comunicación entre primos, así como a generar armonía en las reuniones familiares.
  • María es fundadora y directora general de su empresa familiar y forma parte del consejo de administración junto a sus dos hijos y consejeros externos. María tiene la habilidad de reconocer siempre las fortalezas de sus hijos de manera clara y explícita en cada reunión del consejo, esta práctica tiende a reducir la rivalidad natural entre hermanos, generando energía positiva para seguir trabajando en equipo. María, con una visión a largo plazo, ha generado en sus hijos de manera consciente una cultura de trabajo en equipo y de validación continua, haciendo siempre énfasis en la importancia de cuidar y nutrir las relaciones interpersonales como fuente principal del éxito en la empresa familiar.

Cada uno de estos ejemplos representa alguno de los hábitos de comportamiento más positivos para las empresas familiares: la práctica de la escucha activa, la empatía, la validación y el reconocimiento de los demás, y la gestión de las propias emociones con el objetivo de generar armonía familiar y potenciar el cuidado de las relaciones interpersonales.

Tradicionalmente, la capacidad relacional y el sentido de conexión con los demás se han definido como capacidades exclusivas de las mujeres, lo cual las ha ubicado en un rol más emocional y relacional dentro la empresa familiar [1]. En este sentido, los ejemplos de Julia y María serían los más comunes, mientras que el ejemplo de Sergio podría considerarse como más atípico. Y es que de acuerdo con varios estudios, las mujeres generalmente presentan un alto grado de lealtad hacia la empresa familiar, que combinado con una fuerte sensibilidad por las necesidades de los demás miembros de la familia, y una gran flexibilidad para cambiar de rol y gestionar sus emociones, convierte a las mujeres en excelentes líderes emocionales que aportan bienestar y agilidad a la empresa familiar [2]. Asimismo, otras investigaciones aseguran que las mujeres suelen tener mayor consciencia de la importancia de cuidar y cultivar las relaciones interpersonales, lo cual puede suponer una gran ventaja para las empresas familiares, haciendo que la comunicación entre generaciones sea más fluida y eficiente [3].

“Tradicionalmente, la capacidad relacional y el sentido de conexión con los demás se han atribuido a las mujeres. Pero son capacidades que puede desarrollar cualquier persona, sin importar su género.”

No obstante, aun cuando en muchas ocasiones las mujeres han sido las guardianas de la capacidad relacional de la familia empresaria, recientes estudios demuestran que la capacidad relacional y el sentido de conexión con los demás son capacidades que pueden ser desarrolladas por cualquier miembro de la familia sin importar su género [4]. Estos hallazgos sugieren un cambio importante en los roles de género en la empresa familiar, que incluye tanto a hombres como a mujeres en el cuidado y el desarrollo de las relaciones interpersonales en la empresa familiar. Estas capacidades, que en el pasado se han considerado como un elemento más “soft”, en los últimos años se encuentran entre los elementos más buscados en todo tipo de empresas.

Consejos para desarrollar la capacidad relacional

¿Cómo podemos desarrollar la capacidad relacional de la familia empresaria? A continuación enumeramos algunos elementos importantes para lograrlo:

  • Crear una cultura familiar saludable y positiva: Las familias sanas realizan un gran esfuerzo para mejorar continuamente su comunicación, intentando evitar triangulaciones y asegurándose de que su comunicación sea directa, y siempre manteniendo una mirada apreciativa hacia los puntos fuertes de uno mismo y de los demás.
  • Alimentar el sentido de meritocracia: las familias sanas intentan siempre desarrollar el máximo del potencial de cada uno de sus miembros, reconociendo el esfuerzo, las capacidades y la experiencia de cada persona.
  • Estimular admiración y aprecio: es importante desarrollar el hábito de reconocer las fortalezas y las cualidades de cada miembro de la familia de manera clara y frecuente, evitando las críticas no constructivas. Este hábito ayudará a la familia a generar energía positiva y a mantener la alegría de seguir juntos enriqueciendo el legado familiar
  • Fomentar el perdón: ninguna familia es perfecta y siempre habrá tensiones y algún tipo de dolor generado a través de las generaciones. En este sentido, la práctica activa del perdón puede ayudar a que la familia se sienta cómoda a la hora de reconocer y expresar las tensiones y el malestar que inevitablemente surgirán a través del tiempo, a través de diálogos constructivos y regeneradores.
  • Potenciar la escucha activa: a nivel individual resulta clave desarrollar la capacidad de escuchar de manera activa a los demás miembros de la familia. Para esto es recomendable escuchar cada punto de vista con una orientación de curiosidad, apertura y aceptación, independientemente de que las ideas sean atractivas o no desde nuestra perspectiva. La escucha consciente nos permitirá provocar una respuesta relajada y efectiva ante eventos y decisiones que podrían resultar estresantes, permitiendo que los encuentros familiares se vuelvan ágiles, constructivos y creativos.

Estos hábitos parten de la creencia de que una pieza clave en el éxito de toda empresa familiar es el desarrollo de un ambiente de trabajo cálido y positivo, donde cada miembro de la familia se sienta reconocido y pueda aportar valor al proyecto familiar desde su realización personal. Fomentando estos comportamientos se fomenta también el sentido de conexión con los demás y el orgullo de pertenecer a un proyecto familiar que genera bienestar no solo a nivel familiar sino en la comunidad en la que opera.

Por Lucía Ceja, investigadora de la Cátedra de Empresa Familiar del IESE

 

REFERENCIAS

[1] Blondel, Christine (2011). A Historical Perspective: From Hidden Giants to Visible Leaders? The Evolution of Women’s Roles in Family Businesses. In Daphne Halkias, Paul W. Thurman, Celina Smith & Robert S. Nason (Eds.), Father-daughter succession in Family Businesses, a Cross-cultural perspective. Farnham:Gower.

[2] Salganicoff, M. (1990). Women in Family Business: Challenges and Opportunities. Family Business Review, 3 (2), 125-137.

[3] Lansberg, I. (1992). Reflections of the founder: A conversation with Barbara Hollander. Family Business Review, 6(3), 313-325.

[4] Fletcher, J.K. (2011). Invisible work: the disappearing of relational practice at work. CGO Insights, Boston

5 comentarios en “Cómo fomentar la capacidad relacional en la empresa familiar: más allá de los roles de género”

  • JOEL

    JOEL dice:

    En una comunicación asertiva se pone en práctica un hábito conocido como «Primero entender y luego ser entendido» (Hábito 5 del libro de los 7 hábitos de la gente altamente efectiva de Steven Covey) esta muy bien eso de entender el punto de vista de los demás, pero no olvidemos la segunda parte del hábito, la cual consiste en asegurarnos que la otra parte haya entendido correctamente nuestro punto de vista. Saludos excelente artículo.

    Responder

    • Lucia Ceja

      Lucia Ceja dice:

      Hola Joel, muchas gracias por tu comentario, como bien indicas es muy importante que expresemos nuestro punto de vista desde el respeto, y hacer todo lo posible para que los demás entiendan nuestras expectativas y necesidades, elemento fundamental de una comunicación saludable y efectiva. Saludos y gracias por la aportación, Lucía.

      Responder

  • Lucia Ceja

    Lucia Ceja dice:

    Hola Joel, muchas gracias por tu comentario, como bien indicas es muy importante que expresemos nuestro punto de vista desde el respecto, y hacer todo lo posible por que los demás entiendan nuestras expectativas y necesidades, elemento fundamental de una comunicación saludable y efectiva. Saludos y gracias por la aportación. Lucia.

    Responder

  • Amparo G. Cuenca

    Amparo G. Cuenca dice:

    Lucía, me ha encantado el artículo, las empresas familiares tienen una carga emocional muy alta y de como se gestione depende en gran medida el futuro de las mismas, por eso en mi opinión al igual que se valora la formación continua específica de cada sector y de cada puesto de trabajo, en las empresas familiares se debería apostar también porque los miembros del consejo de administración o consejo de familia, en caso de que exista, tengan un programa formativo de Inteligencia emocional que les ayude a desarrollar esas habilidades de comunicación asertiva tan necesarias cuando se trata de mezclar negocios y familia.

    Responder

    • Lucia Ceja

      Lucia Ceja dice:

      ¡Muchas gracias por tu comentario Amparo! Estoy totalmente de acuerdo contigo en cuanto a la necesidad de formar a los miembros del consejo de administración o consejo de familia (así como a todos los accionistas) para aumentar su capacidad relacional, así como su capacidad para gestionar emociones y comunicarse de manera ágil y efectiva. Deseo que tengas una muy feliz navidad y todo lo mejor para el 2017, un fuerte abrazo, Lucía.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas

[yuzo_related]