Decálogo de las familias empresarias felices (3): entender qué es una empresa

familia-feliz-dhomeTodas las familias empresarias felices están enfocadas a las personas, entienden qué es una familia y entienden qué es una empresa. Tras analizar los rasgos que comparten las familias empresarias felices en relación con las personas y la familia, en este artículo veremos tres características relacionadas con la empresa que completan el decálogo de las familias empresarias felices.

Todas las familias empresarias felices conocen bien qué es una empresa

Entre la familia y la empresa existe siempre una vinculación que no desaparece y que, con una buena organización y gestión, suma, porque familia y empresa se enriquecen mutuamente.

La complejidad requiere el conocimiento de las habilidades, capacidades y roles de cada uno de los miembros de la familia, la definición del modelo de empresa, el establecimiento de los niveles de decisión, y la adecuación de los roles de la familia y su grado de involucración.

Las familias empresarias felices:

  • Aplican buenas prácticas de gobierno y dirección de empresa

Las familias empresarias felices conocen bien qué es una empresa y cómo se debe gestionar. Por este motivo, disponen de estructuras y órganos propios que aplican buenas prácticas empresariales. Comprenden la separación de niveles de poder, decisión y responsabilidad: propiedad, gobierno y dirección. Los familiares, tanto los que trabajan en la empresa como los que no, respetan la estructura organizativa jerárquica y el organigrama correspondiente. Aunque haya familiares que tengan diferentes “sombreros”, todos saben, según el foro en el que estén, bajo cuál deben opinar, actuar y decidir.

“Las familias empresarias felices conocen bien qué es una empresa y cómo se debe gestionar.”

  • Defienden la meritocracia y la gestión profesional

Las empresas familiares que logran el éxito consideran que la meritocracia es la única vía para ganarse la autoridad en el negocio familiar. El ámbito familiar funciona con otra realidad: se quiere a todos sus miembros por igual, porque se les quiere por lo que son y no por lo que hacen. En la empresa, la realidad es muy distinta y a menudo es difícil separar los dos ámbitos. Sin embargo, resulta esencial distinguir y separar las relaciones de afecto en la familia de las profesionales en la gestión profesional dentro de la empresa.

“Resulta esencial distinguir y separar las relaciones de afecto en la familia de las profesionales en la gestión profesional de la empresa.”

  • Saben dónde aportan valor como familia

Las familias empresarias felices son conscientes y responsables de cómo y dónde aportan valor como familia propietaria. Volviendo al vínculo familia-empresa que mencionábamos en el punto anterior, vemos que con una buena gestión los resultados pueden ser muy positivos para familia y para empresa. Si se tienen en cuenta las competencias de cada miembro de la familia y se actúa en consecuencia, los resultados empresariales son enriquecedores para la familia y para la empresa. La unidad y estabilidad de la familia propietaria aporta valor y ventaja competitiva a la empresa.

“Si se tienen en cuenta las competencias de cada miembro de la familia y se actúa en consecuencia, los resultados empresariales son enriquecedores
para la familia y para la empresa.”

En resumen, las familias empresarias felices cumplen estas diez premisas fundamentales que hemos analizado a lo largo de tres artículos, basadas en la persona, en la familia y en la empresa.

Por Alfonso Chiner, Lecturer del Departamento de Dirección Estratégica y colaborador científico de la Cátedra de Empresa Familiar del IESE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas

[yuzo_related]