7 características del liderazgo millennial que beneficiarán a la empresa familiar

Por Lucía Ceja, investigadora de la Cátedra de Empresa Familiar del IESE

En 10 ó 15 años veremos a los millennials ocupar las posiciones ejecutivas de mayor responsabilidad en las empresas familiares alrededor del mundo. Con la influencia de su nuevo estilo de liderazgo, las empresas operarán de manera muy diferente a como lo hacen hoy en día, en gran parte porque estos nuevos líderes tienen una mentalidad muy diferente a la de sus predecesores.

¿Por qué es importante para una empresa familiar entender el estilo de liderazgo de la generación de los millennials? Uno de los mayores desafíos de toda empresa familiar es mantener a las siguientes generaciones comprometidas y apasionadas por el proyecto familiar. Este desafío es aún mayor cuando nos encontramos con un cambio generacional tan importante en cuanto a expectativas e intereses en relación al proyecto familiar. Para mantener viva la empresa familiar a través de generaciones es vital conocer y entender mejor los intereses, las preocupaciones y las habilidades de esta nueva generación de millennials, para lograr así una cohabitación exitosa entre generaciones en las próximas décadas.

Radiografía del líder millennial

En general, los millennials ha pasado más tiempo viviendo y trabajando en el extranjero que los miembros de cualquier otra generación, tienen una mentalidad mucho más global porque han experimentado diferentes maneras de vivir y de pensar, y es muy común que hayan generado conexiones con personas alrededor del mundo antes comenzar su carrera profesional. Todo esto les permite tener una visión global e interconectada de las empresas que lideran (Saratovsky & Fieldmann, 2013).

Los líderes de esta generación se caracterizan por estar intensamente conectados y concienciados con los movimientos en redes sociales, pero los millennials quieren mucho más que eso, quieren ser agentes de cambio dentro de sus empresas, tomar las riendas en lugar de esperar a que el cambio suceda. Están listos para innovar y llevar sus ideas a la acción de manera inmediata y continua.

Los millennials no se consideran revolucionarios. No necesariamente quieren derribar el statu quo ; más bien desean enriquecerlo, reimaginarlo y mejorarlo. Los grandes desafíos a los que se encuentra esta generación han hecho que se orienten hacia una misión más amplia, que englobe no solamente el éxito personal y de sus empresas, sino el éxito de su comunidad y del mundo entero. Es una generación de líderes dispuestos a arriesgar e imaginar soluciones totalmente innovadoras a los desafíos a los que se enfrenta hoy en día la humanidad.

“Para mantener viva la empresa familiar en los próximos años es vital conocer y entender mejor los intereses, las preocupaciones y las habilidades de esta nueva generación de millennials.”

Es realmente difícil resumir todas las cualidades específicas del liderazgo que encarna una generación que integran más de 80 millones de personas en el mundo. No obstante, las investigaciones (Saratovsky & Fieldmann, 2013) destacan que los líderes millennials comparten ciertas cualidades que ya están provocando cambios en las empresas de todo el mundo. Algunas de las características más comunes de los líderes millennials, y que los convierten en poderosos generadores de cambio son las siguientes:

  1. Son proactivos: El líder millennial piensa “hacia adelante», analizando el futuro e intentando minimizar los obstáculos que se avecinan, y no se detiene hasta alcanzar el objetivo final. Este enfoque requiere anticiparse a los desafíos, consensuar los resultados deseados, y desarrollar e implementar procesos para alcanzar los objetivos. El líder millennial no espera a ver lo que sucede; trabaja para que las cosas sucedan en beneficio de su empresa y de todos los stakeholders En esencia, ser proactivo es una fuerza que motiva e impulsa a los líderes millennial.
  2. Buscan el bien común: Los líderes millennial buscan una misión trascendente que les lleve a plantearse objetivos orientados a cambiar el mundo para mejor. Están decididos a innovar para mejorar algún aspecto de su comunidad. Cuando el líder millennial encuentra una misión trascendente que le motiva y desde la cual cree que puede generar algún cambio positivo, sigue con pasión cada una de sus metas y busca generar conexiones con la gente que le rodea para poder alcanzarlas.
  3. Son dinámicos: Los líderes millennial son dinámicos en su manera de pensar, de presentar sus proyectos y de llevar sus ideas a la acción. Entienden cómo cautivar a la audiencia que tienen delante, y presentar sus proyectos de una manera que lleve a los demás a participar en ellos. Además, saben entender y motivar a sus equipos de trabajo, hacerlos funcionar con eficacia y encontrar vías creativas para el éxito individual y de equipo. En esencia, el líder millennial hace que sus colaboradores pasen a la acción.
  4. Son resilientes: Los líderes millennial evitan culpar a fuerzas externas y se centran en buscar soluciones a los desafíos económicos y sociales que vivimos en la actualidad. Cuando sufren contratiempos inevitables en sus proyectos profesionales, se recuperan rápidamente, vuelven a ponerse en pie y se lanzan al siguiente desafío. Los líderes millennial generalmente ponen el foco en cómo superar el obstáculo, no en el obstáculo en sí mismo. Para ellos, cambiar el mundo significa mirar más allá de las barreras y detectar todo tipo oportunidades.
  5. Son ambiciosos: Aunque buscan el equilibrio entre su trabajo y su vida familiar, una gran parte de líderes millennial trabaja incansablemente para asegurar que sus proyectos profesionales tengan éxito. Aun cuando su ambición y empuje pueden resultar abrumadores, su intensa pasión les lleva a ayudar a los demás y a generar redes de colaboración globales. Los líderes millennial se entregan cuando un trabajo les apasiona y hacen lo posible para que los demás también se apasionen por su proyecto.
  6. Saben relacionarse: Tienen una gran habilidad para construir relaciones significativas, debido a que desde muy jóvenes han estado expuestos al poder de las relaciones interpersonales, dentro y fuera de las redes sociales. Los líderes millennial crean relaciones positivas y efectivas con sus colaboradores, clientes y personas implicadas en sus proyectos profesionales. Dedican tiempo a desarrollar y mejorar sus fortalezas y son capaces de convencer a los demás de que su proyecto profesional es una fuerza de cambio a nivel económico, político o social que merece ser apoyada.
  7. Les gusta la transparencia: Los líderes millennial son transparentes por naturaleza. La maestría con la que gestionan sus relaciones interpersonales, a través de la tecnología y utilizando sus habilidades interpersonales, les llevan a crear lugares de trabajo abiertos y transparentes. Promueven la comunicación abierta, ágil y fluida. Buscan discutir abiertamente los desafíos a los que se enfrentan y fomentan el espíritu de colaboración entre los miembros de sus equipos para crear soluciones innovadoras.

Los líderes millennial no sólo buscan el cambio sino también la oportunidad de impulsar ese cambio. El líder millennial posee una serie de cualidades positivas basadas en la colaboración que ayudarán a las empresas familiares a tener éxito y continuidad en las próximas décadas. Pero para aprovechar al máximo estas cualidades positivas que aportan los líderes millennials debemos entender mejor sus expectativas e intereses, para lograr así integrarlos de una manera positiva y saludable en sus empresas familiares, y que sean una fuente de innovación y creatividad para la familia y para la empresa.

Con el objetivo de conocer las necesidades y las expectativas de los líderes millennials, los desafíos a los que se enfrentan en relación a su trayectoria profesional, su vida familiar, y su vínculo con la empresa familiar, en la Cátedra de Empresa Familiar del IESE hemos lanzado una nueva investigación. Si eres miembro de una empresa familiar y tienes entre 22 y 37 años, te animamos a participar en nuestro estudio sobre millennials contestando a esta breve encuesta. ¡Solo te llevará unos minutos!

Los resultados de este estudio serán publicados en el In Family Business en los próximos meses.

REFERENCIAS

Saratovsky & Fieldmann (2013). Cause for change: The why and how of millennial engagement.

Un comentario

  • Maite Inglés y García de la Calera

    Maite Inglés y García de la Calera dice:

    Me gusta tu artículo, Lucía. Lo que me ha sorprendido, y agradablemente, es encontrar que muchas cualidades son similares a las que ya teníamos muchos ejecutivos de mi generación (los que nacimos en los años 60): pro-actividad, búsqueda del bien común, trabajos en el extranjero, dinámicos, resilientes, ambiciosos sin perder la ética, el saber relacionarse con multiples perfiles de personas, buscar la transparencia, preocuparnos por el bien de nuestros equipos de trabajo, buscar una sociedad mejor y más humana…
    Feliz fin de semana

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas

[yuzo_related]