Josep Tàpies: “La empresa familiar está en el propio ADN del IESE”

Cuando el IESE lanzó el primer Programa de Alta Dirección (PADE) en 1958, los empresarios que acudieron eran propietarios de empresas familiares, “que son las empresas que había en aquel momento en España”, explica el profesor Josep Tàpies en esta entrevista. Por eso, podemos decir que “la empresa familiar está en el propio ADN del IESE”.

“En el mundo académico, la empresa familiar pasó por un larguísimo letargo”. Con la aparición de las “grandes empresas modernas” del siglo XX, como las bautizó Alfred Chandler, que se caracterizan por separar propiedad y gestión, “el mundo académico interpretó que la empresa familiar había muerto”, señala el titular de la Cátedra de Empresa Familiar del IESE.

Este letargo finalizó en 1986, cuando el profesor John Davis leyó su tesis doctoral en Harvard, en la que presentaba el modelo de los 3 círculos de la empresa familiar que separa empresa, familia y propiedad. La publicación de este modelo marcó un antes y un después en el estudio de la empresa familiar. Y en 1987, nació la Cátedra de Empresa Familiar del IESE, pionera en Europa.

Desde entonces, el trabajo de la Cátedra ha ido evolucionando. Al principio se hizo mucha pedagogía sobre el modelo de los 3 círculos de Davis y cómo afrontar la sucesión y organizar el gobierno corporativo y familiar de la empresra. En una segunda etapa, el trabajo de la Cátedra se centró más en las personas, las relaciones interpersonales y todo lo que gira alrededor de la familia propietaria.

Actualmente, “estamos centrados en la sensibilización de las familias propietarias como familias empresarias”, explica el profesor Tàpies, y hacer entender que “lo que da más garantías de continuidad es un accionista responsable, mucho más allá que un directivo que tenga el apellido del fundador”.

Un comentario

  • Víctor Hugo Calderón M

    Víctor Hugo Calderón M dice:

    como siempre el Profesor Josep Tàpies, muy preciso, claro y contundente. Sus trabajos deberían ser materia obligada para todo directivo de empresa familiar, pero más aún aquellos que somos fundadores. Hay que saber impregnar ese ADN al interior de nuestras organizaciones, de la misma manera como hoy fluye en el propio IESE.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas