Las empresas familiares crecen más y son más rentables, según Credit Suisse

A largo plazo, las empresas familiares son más rentables que el resto, en todas las regiones y sectores, y presentan un crecimiento superior al de las empresas no familiares. Así se desprende del informe “The CS Family 1000 in 2018”, publicado por Credit Suisse Research Institute.

“En 2017, las empresas familiares generaron un 34% más de rentabilidad sobre la inversión que sus homólogas de propiedad no familiar”, señala el informe, refiriéndose al CFROI.

En la investigación se han analizado los resultados económicos de 1.000 empresas familiares y 7.000 no familiares de distintos tamaños, sectores y países, durante diez años. Según el criterio utilizado, para ser considerada de propiedad familiar, los fundadores o sus descendientes deben tener al menos un 20% en acciones directas o un 20% de los derechos de voto.

En total, hay siete empresas familiares españolas entre las 1.000 analizadas. Inditex es la única que se encuentra entre las 50 de mayor capitalización, en el puesto número 17. Las otras españolas que forman parte del ránking Credit Suisse Family 1000 son Acciona, Almirall, Ferrovial, FCC, Grifols y Meliá, según informa Expansión.

Los países de Europa con más empresas familiares en el índice son Francia (con 45), Alemania (con 42), Suiza (con 32), Italia (con 27) y Reino Unido (con 20). Les siguen los Países Bajos (con 17), Bélgica (con 12) y Suecia y España (ambas con 7). Por debajo se encuentran Portugal (con 6), Dinamarca (con 4), Noruega (con 2) y Finlandia y Austria (ambas con 1).

La investigación apunta diferencias regionales entre los rendimientos por generaciones. En los países emergentes, como América Latina y Asia (exceptuando Japón), las empresas familiares son más jóvenes: casi la mitad pertenecen a los fundadores o familias de primera generación. Mientras que las empresas familiares en Europa y Estados Unidos tienden a ser más longevas. Por ejemplo, el 30% de las empresas familiares europeas pertenecen a la quinta generación o incluso posteriores.

Según el estudio, las empresas familiares con mejor rendimiento a 3, 5 y 10 años están en Alemania, Italia, India y China.

Principales resultados

Estos son los principales hallazgos de la investigación realizada por Credit Suisse:

  • Las empresas familiares crecen más en términos patrimoniales y tienen una rentabilidad superior. El desempeño financiero de las empresas familiares es superior al de las empresas no familiares. El crecimiento de los ingresos es más fuerte, los márgenes de EBITDA (beneficio bruto de explotación) son más altos, los retornos de flujo de caja son mejores y el apalancamiento es menor.
  • Las empresas familiares tienen un enfoque conservador y a largo plazo. Las empresas familiares analizadas tienen una inherente aversión al riesgo y se apoyan menos en la deuda para financiarse. El tener un enfoque de inversión más a largo plazo les da mayor flexibilidad para alejarse del calendario de beneficios trimestrales y centrarse en el crecimiento, los márgenes y los retornos a lo largo del ciclo. Esto también les permite tener un perfil de flujo de caja más regular, lo que reduce la necesidad de financiación externa.
  • Poca dependencia de las macrocondiciones. Según el estudio, no parece haber una fuerte relación entre las condiciones macroeconómicas y los resultados de las empresas familiares. De hecho, parece que las empresas familiares tienen un rendimiento inferior a las empresas no familiares durante los períodos en los que las condiciones económicas mejoran. Sin embargo, sus resultados son mejores cuando la situación macroeconómica es más hostil: su enfoque conservador y el hecho de estar menos apalancadas en deuda externa les proporciona cierto aislamiento de las crisis financieras.
  • Las retribuciones de los accionistas no están relacionadas con la estructura de votos. Si se comparan las retribuciones de los accionistas de las empresas familiares con acciones ordinarias con las de derechos especiales de voto, apenas se aprecian difierencias. Además, la rentabilidad superior, la estructura financiera conservadora y la solvencia crediticia de las empresas familiares han sido históricamente recompensadas con una mayor valoración patrimonial. Según el estudio, el precio de las acciones de las empresas familiares ha tenido un rendimiento superior al de las no familiares desde 2006.
  • El riesgo de sucesión podría estar sobrevalorado. En los últimos diez años, las empresas familiares de primera y segunda generación obtuvieron mayores rentabilidades ajustadas por riesgo que las de mayor antigüedad. Según el informe, esto no se debe a desafíos relacionados con la sucesión, sino a un reflejo de la madurez del negocio.

Descargar estudio “The CS Family 1000 in 2018”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas

[yuzo_related]