Miguel Ángel Ariño: “Se puede aprender a tomar decisiones”

No diagnosticar bien la situación, empecinarse con la decisión tomada o minusvalorar la incertidumbre son tres errores habituales que solemos cometer a la hora de decidir, explica Miguel Ángel Ariño, profesor de análisis de decisiones del IESE, en esta entrevista.

Asegura que es importante “distinguir la realidad de mi percepción de la realidad”, porque un conocimiento erróneo de la situación en la que nos movemos nos puede llevar a tomar decisiones equivocadas. Otro error bastante frecuente es obcecarnos con la decisión hemos tomado, aunque haya señales que nos muestren que las cosas no están funcionando.

Tampoco deberíamos pensar que las cosas van a suceder como queremos que sucedan. “Hemos de tener en cuenta que las cosas se pueden torcer, para evitar sorpresas”, señala el profesor Ariño.

El autor de Iceberg a la Vista. Principios para tomar decisiones sin hundirse (Empresa Activa, 2010), asegura que “se puede aprender a tomar decisiones”. Añade que “existen una serie de prácticas que, si las tienes en cuenta, tus decisiones serán mejores”.

Un comentario

  • Carlos Pulido

    Carlos Pulido dice:

    Que interesante descripción, más bien lo interesante sería las estrategias para reducir estas limitaciones en la toma de decisiones.
    También me gustaría saber si se trata de una observación sistematizada o una investigación científica.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas