Maersk Gruppen: el barco de vapor que se convirtió en multinacional naviera

Establecida en 1904, la naviera Maersk Gruppen transporta millones de toneladas de carga cada día y da trabajo a más de 100.000 personas. ¿Cómo ha conseguido esta empresa familiar que se inició con la adquisición de un barco de vapor de segunda mano operar en más de 300 puertos de 120 países, como explican en su página web? Este artículo repasa la evolución de este grupo danés cuya historia completa podéis leer en el libro 100 familias que cambiaron el mundo.

Los orígenes

Arnold Peter Møller y su padre, el capitán Peter Mærsk Møller, fundaron en 1904 la compañía naviera que posteriormente daría origen al grupo Maersk. Desde el principio, el negocio familiar se especializó en el transporte naval y apostó por la diversificación, la internacionalización y la integración vertical de sus actividades.

En 1918 crearon unos astilleros para poder construir sus propios barcos, que se mantuvieron operativos hasta 1966. En 1919 abrieron su primera oficina en Estados Unidos, a la que siguieron otras en Japón, Reino Unido, Tailandia, Indonesia y Hong Kong. La diversificación de actividades pasó por el transporte de diversas mercancías y por la adquisición de nuevas flotas, por ejemplo, de cinco petroleros que en 1928 dieron origen a una nueva subsidiaria Maersk Tankers, dedicada al transporte marítimo de petróleo, gas natural y derivados. Ese mismo año se creó Maersk Line, dedicada a las travesías transatlánticas, y se inauguró la primera ruta entre Asia y Estados Unidos.

La Segunda Guerra Mundial

La contienda hizo que Maersk perdiera más de la mitad de su flota y tuviera que interrumpir de forma temporal la ruta por el Pacífico. Pero pronto intensificó la construcción de nuevos barcos y en 1946 contaba con una flota renovada que le permitió iniciar un importante proceso de expansión en la década de 1950.

En esa época, Maersk Line amplió sus rutas por África y Arabia; Maersk Tankers adquirió buques más grandes, que por primera vez incluyeron el distintivo de la empresa; se crearon nuevos astilleros y el grupo invirtió en productoras de plásticos y otros derivados del petróleo.

La década de 1960 estuvo marcada por una diversificación de la actividad aún mayor. El grupo obtuvo una concesión del gobierno para extraer hidrocarburos de los fondos marinos daneses y esta actividad dio lugar al lanzamiento de Maersk Oil, que se convirtió en una de las principales líneas de negocio. En 1964 nació Dansk Supermarked Group, la división del grupo dedicada a la venta al por menor, y se ampliaron las actividades de transporte a automóviles, carga a granel y derivados del petróleo.

La segunda generación toma el mando

Cuando Arnold Peter Møller falleció en 1965, su hijo Mærsk Mc-Kinney Møller asumió la dirección del grupo y la presidencia de las fundaciones creadas por su padre para mantener el control en manos familiares. Maersk se había incorporado a la empresa en 1940, y había sido el encargado de organizar y dirigir la flota durante la ocupación alemana de Dinamarca.

La segunda generación siguió apostando fuerte por la diversificación. Se añadieron nuevas líneas de negocio: la fabricación de productos sanitarios de plástico desechables, el transporte aéreo, servicios de telecomunicaciones, soluciones logísticas y actividades de salvamento marítimo. En paralelo, la división dedicada a la extracción de petróleo y gas se extendió hacia nuevas áreas de negocio.

El transporte de contenedores fue otra de las nuevas actividades en las que Maersk se posicionó decididamente en la década de 1980. El grupo producía distintos tipos de contenedores y los transportaba en sus propios barcos, lo que representó una verdadera revolución en el transporte de carga marítima internacional.

En la actualidad

Mærsk Mc-Kinney Møller dirigió el grupo hasta 1993, aunque permaneció como presidente durante los siguientes diez años hasta que lo sustituyó Michael Pram Rasmussen. En 2012, Ane Mærsk Mc-Kinney Uggla, hija de Mærsk, asumió la presidencia del grupo.

Actualmente, Maersk cotiza en la bolsa de Copenhague y es líder mundial en transporte de carga marítima. Su actividad se estructura en cuatro ramas de negocio: Maersk Line, dedicada al transporte de contenedores; Maersk Oil, especializada en la extracción de petróleo y gas natural; APM Terminals, dedicada a la construcción y funcionamiento de zonas portuarias, y Maersk Drilling, operador de sistemas de perforación de alta tecnología.

Imagen: Web de Maersk

Para saber más:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas