Josep Tàpies: “El oficio de consejero se aprende ejerciéndolo”

Muchas empresas familiares españolas “todavía carecen de órganos de gobierno”, y el profesor Josep Tàpies las insta a crearlos “cuanto antes”. Además, recomienda que estén integrados por profesionales externos a la empresa y a la propiedad, porque “en un proceso de sucesión, solo estas personas estarán libres de las cargas emocionales que comporta ser miembro de la familia”.

El titular de la Cátedra de Empresa Familiar del IESE explica cuáles son las principales funciones de los miembros de un consejo de administración: conocer la misión y visión de la empresa, y saber proyectar la organización a largo plazo; tener cierto control estratégico y financiero de lo que está ocurriendo en la empresa; y saber monitorizar y guiar a la dirección sin entrometerse en el trabajo del directivo. Además, el consejo de administración también ha de preparar la sucesión del primer directivo, que “es un tema pendiente en la mayoría de consejos”.

“Es importante contar con un plan de incorporación al consejo, porque el oficio de consejero se aprende ejerciéndolo”, apunta Josep Tàpies. Igual que cuando se aprende a nadar, se pueden leer muchos manuales de natación, pero no se puede aprender a nadar sin meterse en la piscina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas