Sonia Pascual: “Lo importante es la actitud con que se viven los valores”

Sonia Pascual, consejera de Corporación Empresarial Pascual y fundadora de CIVSEM.

Calidad Pascual es una empresa que da mucha importancia a los valores, tanto personales como de familia y de empresa. 50 años después de su fundación, esta empresa familiar sigue manteniendo vivos valores fundacionales como la pasión, la cercanía, la integridad, la calidad y la innovación. “Detrás de todos estos valores está cómo los vivimos; porque lo importante no es citar los valores sino la actitud con que se viven”, explica en esta entrevista Sonia Pascual, consejera de Corporación Empresarial Pascual y fundadora de CIVSEM.

CIVSEM, Centro de Investigación en Valores, nació de la voluntad de transmitir estos valores a la sociedad. Esta iniciativa es el resultado de la vocación familiar y el deseo de unir empresa y sociedad, y se enmarca en la Fundación Tomás Pascual y Pilar Gómez-Cuétara, la institución sin ánimo de lucro que recoge el legado de la familia empresaria Pascual-Gómez Cuétara. Desde este Centro se pone al servicio de la sociedad la formación en crecimiento personal y el coaching, que en esta emergencia sanitaria que estamos viviendo son más importantes que nunca.

“Es una labor filantrópica”, dice Sonia, pero es mucho más: “es una manera de entender la vida”. En la situación actual, señala “la importancia de conectar en primer lugar con uno mismo y luego con el entorno, pero sin dejarse llevar por la avalancha de información que nos llega”. Hoy en día, valores como la convivencia y el respeto son esenciales. La situación actual nos ha obligado a parar y a entender la importancia de lo pequeño. “Todo esto nos está enseñando a abordar esta asignatura pendiente para muchos hasta ahora que es el crecimiento personal”, apunta Sonia.

Las soft skills tienen hoy cada vez más peso en el mundo de la empresa, pero cuando CIVSEM se puso en marcha hace una década, todo lo relacionado con el autoconocimiento y la parte emocional estaba poco desarrollado. Sonia Pascual enlaza esta anticipación con la capacidad visionaria de Tomás Pascual, que fue pionero en muchas ideas del sector alimentario español.

Responsabilidad personal, responsabilidad social

Sonia Pascual con sus hermanos y su madre, Pilar Gómez-Cuétara.

Calidad Pascual siempre ha tenido una gran sensibilidad con el entorno. La responsabilidad social es otro de los valores que ha estado presente en la empresa desde sus orígenes, explica la hija del fundador de Calidad Pascual, que apela a “la responsabilidad personal de cada una de las personas que forman parte de la empresa”. En la entrevista, Sonia Pascual destaca y agradece el papel de los ganaderos, de las personas que trabajan en las fábricas y de los distribuidores, que están haciendo posible que los productos de Calidad Pascual lleguen puntualmente a casa de los consumidores.

La capacidad de adaptación es otra característica esencial de Calidad Pascual que, acompañada de la capacidad de innovación, le ha permitido hacer grandes aportaciones al mercado. “Tan importante como crear productos es la manera de hacer las cosas: cómo vendemos, cómo distribuimos, cómo crecemos juntos”, explica Sonia Pascual. Añade que la actitud, el sentido de pertenencia y el trabajo en equipo son esenciales para crear, y pone como ejemplo el tetrabrik, que Calidad Pascual introdujo en España en los años 1970.

“Las conexiones son las que hacen brotar ideas brillantes”, asegura Sonia. Explica que en la empresa cada departamento tiene su cometido y, cuando se conectan bien, todo funciona y está en perfecta sintonía. “La pasión es otro motor para innovar, para seguir creciendo, para seguir explorando y abriendo nuevos caminos”.

Sobre la importancia de los valores también estamos hablando estos días en el Blog de Empresa Familiar.

Ver entrevista completa a Sonia Pascual

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas

[yuzo_related]