Legítima

Es la porción de la herencia que la ley reserva a favor de determinados familiares del causante. Constituye el principal límite a la libertad de testar.

La cuota de la legítima varía en función de cuál sea la ley aplicable a la sucesión. A título de ejemplo: en Cataluña es de una cuarta parte, en derecho Aragonés es de una mitad, en el Código Civil es de dos terceras partes.

La base de cálculo de la legítima la componen la suma de los siguientes conceptos: el Relictum que está formado por el haber hereditario neto (deducidas los gastos y las deudas de la herencia) y el Donatum, compuesto por el valor de las donaciones otorgadas en vida por el causante (en derecho Catalán se limita a las donaciones otorgadas durante los diez años anteriores al fallecimiento).

Como regla general, son legitimarios los hijos y descendientes y los padres y ascendientes, si bien algunas legislaciones sucesorias también incluyen al cónyuge como legitimario.

Únicamente se puede privar a un legitimario de su derecho de legítima bien mediante su pago o bien alegando la existencia de una causa de desheredación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas

[yuzo_related]